Mas Boscà

Mas Bosca es de origen franco y tras crear la Marca Hispánica origen de Catalunya.
Anteriormente la zona era llamada Monasteriolo localizandose necrópolis del siglo X.
La montaña frente a la finca que pertenece a la misma propiedad se denominaba Monte Cerdano.
En 1317 la casa se denominaba Mas Montcerdà y su propietario era Guillem de Montserdà.
La familia Montcerdà se sucedieron en la propiedad hasta el siglo XV, Pere de Montcerdà y María su mujer declararon única heredara a su hija Constança de Montcerdà que se caso con Bernat Boscà.
Su hija y heredera Constança Boscà y Montcedà por testamento de fecha 6 de marzo de 1445 nombro heredero a su hijo Antoni Boscà, familia propietaria hasta 1860 que fue herederada por Josepa Gali Boscà.
A principios del siglo XX la heredera de la familia Gali se caso con Malet, familia emparentada con la alta nobleza catalana de los Montcada.
Antes de la guerra civil, en la finca habia dos inmensos robles que desaparecieron a partir de julio de 1936 cuando la propiedad fue incautada y fueron utilizados como combustible para quemar.
Despues de la guerra civil, Mas Boscà paso por herencia a los hermanos Malet residentes en Barcelona que utilizan la casa para celebraciones familiares, la finca es cuidada por masoveros que mantienen el cuidado de la casa y la propiedad.
La masia actual es del siglo XVI de tipo basical con cuerpo central y dos laterales a cada lado con porche de construcción posterior.
El tejado del cuerpo central es de dos vertientes y la construcción está formada por una planta baja y un piso, en la parte izquierda del edificio y adosada se encuentra una capilla de planta circular construida a mediados del siglo XIX.
En la fachada destacan como elementos distintivos los ventanales góticos, la puerta de entrada es del mismo estilo y tiene en fachada un gran reloj de sol y la torre Miranda de planta cuadrada y tejado de cuatro vertientes.
En el espacio que ocupa la viña se han encontrado restos de un pavimento de opus signinum, restos de distintas paredes, dos silos para almacén de grano, restos de cerámica ibérica y pesos de telar datadas en siglo II a C.
La gran extensión del yacimiento arqueologico ocupa la finca Mas Boscà hasta el cami dels contrabandistes y la Riera de Pomar.
En dicha zona habia un "vicus" romano, pequeño poblado de tres a cuatro villas romas, construido sobre asentamientos ibéricos.