Leyenda de Blanca de Centelles

Onofre Joan de Blanes en el año 1554 era propietario del castillo de Gotmar, se casó con Toda de Centelles y tenia privilegio real concedido por el Emperador Carlos I de ser alcalde de Pomar.
En la guerra de sucesión el castillo de Centelles fue arrasado por la tropas de Felipe V ya que la casa de Centelles era partidaria del archiduque Carlos.
Muchos objetos rescatados del castillo de Centelles se trasladaron al castillo de Gotmar de Badalona.
Entre los objetos trasladados al castillo de Gotmar se destaca una campana de plata con la inscripción "Carlo Magno me fecit" que se perdio en el año 1936 cuando la finca fue incautada por el gobierno republicano.
Durante la destrucción del castillo de Centelles murio Blanca de Centelles y su cuerpo fue trasladado al castillo de Gotmar por los monjes cartujos.
Cuenta la leyenda que Blanca de Centelles es una alma en pena y algunas noches aparece en los jardines del castillo.