Can Cabres

Can Cabres es una masia construida en el siglo XVII colindante con Mas Boscà.
Desconozco datos de los primeros propietarios.
A primeros del pasado siglo XX fue adquirida por Vicens Bosch, fundador y propietario de la fábrica Anis del Mono quien hizo grandes transformaciones en la casa hasta darle el aspecto actual.
La transformaión principal consistio en la excavación de unas cavas, donde durante un tiempo elaboraba un vino espumoso que se comercializaba mediante la red comercial del anís del Mono.
En tiempos de la guerra civil la propiedad fue incautada por las autoridades republicanas que utilizaron las cavas como almacén de armamento.
Los vecinos de Canyet temian los bombardeos de la aviación nacional por la existencia de dicho arsenal.
Posteriormente la propiedad sigue siendo de los herederos de Vicens Bosch que la utilizan como segunda residencia, estando a carga del cuidado de la finca unos masoveros.