Castillo de Godmar

Las primeras referencias del Castillo de Godmar se remontan al año 989 en la cual el obispo de Girona, Godmar, personaje clave de la historia de Catalunya, compra la propiedad y comienza a construir lo que sería la primera parte del castillo. Es patente la existencia de una antigua torre de defensa.
En 1850 se procedió a ampliarlo e incorporar numerosos elementos, obra de Benito de Llanza. Desde hace más de 600 años pertenece a la misma familia correspondiendo actualmente la titularidad a los hermanos Marés Saavedra.